Propiedades de las algas comestibles

¿Qué beneficios tienen las algas comestibles?

En algunos países de Occidente, como en Estados Unidos, si hablas de algas comestibles, la mayor parte de la gente cree que estás hablando de “esa parte verdosa del Sushi”, pero en Japón y muchos países asiáticos las algas son un elemento básico de la dieta. 


Gracias a la globalización de la gastronomía, las algas comestibles son ahora conocidas en Europa y América y se comercializan en gran variedad en tiendas especializadas. Nombres como Nori, Dulse, Hijiki, kombu, Arame y Kelp se leen en las principales recetas de algas que estamos disfrutando en esta parte del mundo. 


Aquí te contamos cuáles son los tipos de algas comestibles y sus usos.


La permanencia de las algas en la gastronomía oriental por siglos no es caprichosa: las propiedades de las algas comestibles son tan saludables y variadas que algunas de ellas han sido llamadas superalimentos.Estas son algunas de las propiedades de las algas de mar comestibles: 

Alto contenido en fibras



Las algas tienen un alto porcentaje de fibras, solubles e insolubles, en promedio un 24%. 

Comparado con el porcentaje de fibras que contienen las frutas y verduras (promedio 10%), las algas comestibles tienen una gran ventaja. 

La cantidad de las fibras aumenta la viscosidad del alimento en el tubo digestivo, retrasando la respuesta glucémica y el colesterol en el plasma. Fortalecen la mucosa intestinal y dan sensación de saciedad más prolongada. 

Gran valor nutritivo con pocas calorías



Comer algas implica aportar al organismo gran variedad de proteínas. Las algas rojas son las que más alto contenido proteico tienen, algunas llegan al 50% de peso en seco. 

Además, se destacan por su alto contenido en minerales y oligoelementos. 

Todos los elementos que necesita el ser humano se encuentran en las algas en cantidades suficientes.

Las algas son una excelente fuente de vitaminas A, B1, B12, C, D y E, riboflavina, niacina, ácido pantoténico y ácido fólico.A pesar de todos estos valores nutritivos, las algas son muy bajas en grasas. 

Una taza de algas aporta aproximadamente 30 calorías, por lo que son ideales para dietas.


Fuente de Yodo



Las algas comestibles son una fuente rica de yodo, que se absorbe en grandes cantidades del agua de mar. El yodo es un nutriente esencial requerido para el crecimiento adecuado para todos los grupos de edad. Es esencial para la regulación normal de la función tiroidea, que también implica al cerebro y la hipófisis. La hormona tiroidea también juega un papel esencial en el proceso de mielinización del sistema nervioso central en los recién nacidos.


Una deficiencia de yodo en el cuerpo puede dar lugar a anomalías tales como agrandamiento de la tiroides o bocio, hipotiroidismo, y retraso mental. El yodo es extremadamente crucial en el embarazo y la lactancia materna para el desarrollo normal de las células del cerebro del bebé. La deficiencia durante estos períodos o la primera infancia puede conducir a debilidad del crecimiento intelectual y el desarrollo anormal del cerebro. 


Por este alto contenido de yodo, las algas comestibles están contraindicadas para las personas que padecen de hipertiroidismo. 


Disminuyen colesterol y triglicéridos en sangre



Se ha demostrado en diversos estudios que el consumo regular de algas disminuye el colesterol en sangre , así como las grasas en el hígado. 


Se cree que la razón por la que bajan los lípidos es porque disminuyen la absorción de ellos en los intestinos. Aunque algunos esteroles presentes en las algas podrían reaccionar con los ácidos grasos, el mecanismo sería más simple: las grasas quedarían atrapadas entre las fibras de las algas favoreciendo su eliminación en las heces. 


La disminución de triglicéridos lleva a una mejora en la salud cardiovascular, reduciendo el riesgo de infartos, ateroesclerosis, coágulos, etc.  


Propiedades anticancerígenas




Uno de los compuestos más estudiados de las algas pardas o marrones es el Fucoidan, un polisacárido compuesto por fucosa, glucosa y sulfatos. Los estudios sugieren que tienen una acción bloqueadora del crecimiento de las células tumorales actuando con un mecanismo muy efectivo: 

Las células tumorales envían a los vasos sanguíneos unas “señales” para que éstos les suministren más sangre y nutrientes, y de esta forma crecer y multiplicarse (metástasis). Ese envío de señales se llama “angiogénesis” y es el proceso que bloquea el fucoidan presente en las algas. De esta forma, las células cancerosas se debilitan.  


Controlan la glucosa en diabetes



Otra vez el componente “estrella” de las algas, el fucoidan, ayuda en los casos de diabetes. Los médicos recomiendan consumir azúcares complejos para una buena salud: éstos se descomponen lentamente, liberando pequeñas cantidades de glucosa con el tiempo en lugar de provocar picos de glucosa en sangre. El fucoidan es justamente ese tipo de azúcar complejo, por lo que ayuda a regular los niveles de glucosa en diabetes.

CONCLUSIÓN




Con el aumento de la esperanza de vida, la dieta jugará un papel clave en el mantenimiento de la salud humana. Este es un desafío para la industria alimentaria ya que los consumidores no sólo demandamos alimentos sabrosos y versátiles, sino también saludables y nutritivos.


Los beneficios de las algas comestibles cubren todas estas necesidades y las posibilidades para incorporarlas en recetas de cocina son variadísimas. 


Fuentes:


Research Institute of Fucoidan: ¿Qué es el Fucoidan? 

Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos: Bioactivos marinos alimentos funcionales 

OALib Journal 1(04) · July 2014 : Bioactive Compounds and Properties of Seaweeds