Desmitificando el Aceite de Canola

¿Qué es el aceite de canola? 

Las publicidades nos bombardean de información sobre productos supuestamente más saludables que otros, de tal manera que cuando vamos al mercado no sabemos si estamos eligiendo lo que nos hace bien o nos estamos envenenando. 


Bueno, la cosa no es tan complicada. Hay dos o tres conceptos que hay que tener en cuenta al elegir qué tipo alimentación quieres, por ejemplo, en la nutrida oferta de aceites comestibles.


En general, podemos decir que mientras menos procesado sea un alimento, más saludable será. Sin embargo hay algunos que no podemos consumirlos directamente porque pueden tener algún componente que no es saludable. 

Por ejemplo, todo el mundo sabe que para que el ajo no te resulte indigesto ni tenga sabor amargo es necesario eliminar el germen, que es el cabo central verde que tiene cada diente. 


El aceite de canola se obtiene de la colza, que es una planta forrajera. Este aceite no se puede consumir directamente porque tiene un tipo de ácido graso, el ácido erúcico que puede ser perjudicial para la salud, aunque el resto de los componentes tienen muchos beneficios para la salud que vale la pena aprovechar. 


Como en el ejemplo del ajo, se optó por una técnica que permita eliminar el ácido erúcico que se llama “fitomejoramiento”, que es la cruza de distintas variedades de la misma colza, un proceso completamente natural por el cual se obtiene una semilla (la canola para uso culinario) con características nutricionales excepcionales. 

Fitomejorados vs transgénicos

Como mencionamos, el fitomejoramiento consiste en cruzar distintas variedades de una semilla para obtener una variedad que sea mejor en algún aspecto. 

Es un proceso que ocurre normalmente en la naturaleza (es parte de la selección natural) y que los indígenas aztecas conocían, ya que elegían las mejores mazorcas de maíz para cruzarlas entre sí. 

Para hacer este proceso más rápido y en mayor volumen la ciencia ha creado sistemas que combinan las variedades de una misma semilla para obtener otra llamada híbrida


Muy diferente es el caso de los productos transgénicos, donde se manipula el código genético de una semilla en forma artificial, en un proceso que la naturaleza no realiza por sí misma. Como resultado se obtiene una semilla transgénica, no natural, resultado de la modificación genética o el agregado de un gen nuevo, con el fin de mejorar algún aspecto (resistencia a la sequía, a algún herbicida, etc.). 


La mayoría de los cultivos mundiales de soja y maíz son de estas semillas transgénicas, de donde se obtiene el aceite comestible. 


La semilla de la planta de Canola que se siembra para consumo en Chile, es una semilla híbrida, NO TRANSGENICA y esta es una de las grandes diferencias con el resto de los aceites comestibles que ves en el mercado. 


Pero las diferencias y ventajas no se agotan ahí. 

Procesado o Refinado vs Extra Virgen

Además de obtenerse de cultivos transgénicos, la mayoría de aceites comestibles que están a la venta son refinados (o procesados), para hacerlos no perecederos y llevar mucho más adelante su fecha de vencimiento. 

Este refinado se realiza en plantas industriales donde por medio de altas temperaturas y disolventes más o menos agresivos (se utiliza hasta soda cáustica) para lograr un aceite que se conserve en las góndolas más tiempo. 

Justamente la temperatura y la adición de los disolventes es lo que elimina los nutrientes naturales del aceite y en el peor de los casos puede adicionarle conservantes cuyo efecto en la salud no es tan claro. 


El aceite de canola que utilizamos para nuestras hamburguesas Quelp es Extra Virgen, lo que significa que no es refinado. 

La semilla de canola se cosecha en los meses de febrero, es guardada en silos y de acuerdo a la demanda, es prensada en frío para obtener el aceite “Canola de Vida Extra Virgen”, emprendimiento situado en Osorno, el cual nos provee de este oro líquido que utilizamos en nuestras hamburguesas. Nuestro lema ha sido siempre “¡Sólo ingredientes de la mejor calidad!”. 


De esta manera conserva todos los nutrientes y los beneficios para la salud que científicos de todo el mundo se han encargado de corroborar. 

Abrimos nuestras puertas a los investigadores más destacados

Investigadores de la Universidad de Chile, liderados por el Magister y Doctor en Nutrición especialista en lípidos (grasas), Rodrigo Valenzuela, analizaron y compararon nuestro aceite canola de Vida Extra Virgen con los aceites de canola refinados qué hoy están en el mercado. 

Concluyeron que el aceite de canola de Vida Extra Virgen, NO Refinado o NO procesado mantiene y contiene el 100% de todos los elementos saludables para el organismo humano, mientras que el aceite de canola refinado o procesado, NO posee el 100% de los elementos saludables. 


A continuación, presentamos los cuadros comparativos elaborados por el investigador de la Universidad de Chile, Rodrigo Valenzuela B. 

Beneficios para la salud del Aceite de Canola de Vida Extra Virgen

Los cuadros comparativos de los párrafos anteriores significan mucho más que un listado de componentes químicos.

Representan la diferencia entre un alimento saludable y otro que no lo es para ti y tu familia. 


El consumo diario de aceite de canola puede reducir el riesgo de enfermedad coronaria debido a su contenido de grasas insaturadas. Este aceite tiene un perfil único de ácidos grasos que lo convierten en uno de los aceites más saludables al disminuir el colesterol y mejorar la salud del corazón.


El aceite de canola es muy bajo en ácidos grasos saturados, y muy alto en los mono insaturados, y tienen un buen nivel de los poliinsaturados. También tiene un buen aporte de tocoferoles y fitoesteroles. Todas estas sustancias son cardioprotectoras. 

Tiene un promedio de aproximadamente 60% de ácido oleico (C18: 1), 20% ácido linoleico (C18: 2) y α-linolénico al 10% (C18: 3). Esto lo hace una Buena Fuente de α-linolénico, con la proporción ideal (2: 1) de omega-6 y omega-3. 

Reduce los niveles de colesterol en la sangre y con un gran impacto en la reducción de enfermedades cardiovasculares. 


Polifenoles o antioxidantes: 

El aceite de canola de Vida Extra Virgen o no refinado contiene 32,4 microgramos de ANTIOXIDANTES o POLIFENOLES (EAG) por gramo de aceite versus el aceite de Canola REFINADO o PROCESADO qué contiene 1,5 microgramos de antioxidantes o polifenoles (EAG) por gramo de aceite, es decir 21 veces menos. 


¿Por qué son saludables los Polifenoles o antioxidantes? 

Porque tienen gran efecto protector contra las enfermedades cardiovasculares, cáncer, enfermedades neurodegenerativas. Retardan y previenen la oxidación de las moléculas del organismo previniendo desde enfermedades hasta el envejecimiento celular. 


Fitoesteroles: 

El aceite de Canola de Vida Extra Virgen o no refinado contiene 380 miligramos de FITOESTEROLES por 100 gramos de aceite, mientras que el aceite de canola refinado o procesado contiene 11,5 miligramos de fitoesteroles por 100 gramos de aceite, es decir 33 veces menos. 


Por qué son saludables los fitoesteroles: 

1.- A nivel intestinal, bloquean la absorción del colesterol malo (LDL), sin modificar los niveles de colesterol bueno (HDL), previniendo enfermedades y accidentes cardiovasculares. 

2.-Aportan beneficios a la próstata 

3.-AnticancerÍgenos. 


Fuentes 

- Rapeseed Oil/Canola, NAM Eskin, University of Manitoba, Winnipeg, MB, Canada 

- Canola: Overview, VJ Barthet, Canadian Grain Commission, Winnipeg, MB, Canada