Conoce qué es el merkén y cómo prepararlo


Por generaciones en la cocina de nuestros hogares se han utilizado condimentos que van desde lo básico, como la sal y la pimienta, hasta otros un poco más exóticos que varían dependiendo de cada región. Sin embargo, existe una variedad de condimentos clásicos que todos podemos tener a la mano y disfrutar más fácilmente de lo que creemos, a pesar de que con los años su uso ha quedado olvidado.

Uno de estos ingredientes es el merkén, un condimento de origen chileno, capaz de darle a nuestras comidas un delicioso toque picante, y que además posee múltiples beneficios para nuestro organismo.

El merkén (o merquén) es un aliño típico de raíces étnicas, específicamente de los pueblos mapuches, habitantes nativos de la zona sur de Chile y Argentina. Su historia se remonta a los inicios de la cocina mapuche y se compone de varios ingredientes. Este condimento posee una rica combinación de sabores y aromas muy particulares. Su componente básico es un ají llamado cacho de cabra, de consumo masivo en Chile, éste se entremezcla con otros pimientos, algunos picantes y otros ahumados, sal y otras especias. El merkén que se prepara solamente con ají y sal se conoce como natural, mientras que al que se le añade semillas de cilantro se le conoce como merkén especial.

Este condimento tiene un aspecto de polvo rojizo. Desde sus primeros usos en la cocina, los ajíes se recogían cuando estaban verdes, luego se esperaba hasta que tomaran el color rojo y se dejaban secando al sol.

Preparación del merkén


El merkén tiene un proceso de elaboración que puede variar según su tipo. El ají se cosecha y se procede a ahumarlo durante al menos 30 minutos poniendo madera sobre fuego, luego se cuelgan o se colocan en una bandeja de metal a la parrilla con madera, a la espera de que se sequen completamente para posteriormente pasar a molerlos (sin sacarle las semillas).

Anteriormente se molían en morteros de piedra donde se agregaban los demás ingredientes, pero ahora se utilizan molinos de martillos eléctricos. Después de que convierte en polvo, se procede a unir con los demás ingredientes, que varían dependiendo de si se trata del merquén natural o el merkén especial (con semillas de cilantro tostadas). En el caso de este último los ingredientes previamente se deben mezclar y calentar en un sartén con sal marina y se revuelve hasta que produzca un aroma y luego se deja enfriar.

Su sabor y su olor son muy particulares y convierten al merkén en un condimento que otorga un gusto distinto una amplia variedad de menú que incluye no sólo carnes, pescados, aves, mariscos, sino guisos y estofados, o como aderezo directo para purés, empanadas, ensaladas o vegetales salteados. Los expertos en la gastronomía recomiendan procesar este condimento a la manera tradicional en casa, pues es mejor que aquel que se procesa de forma industrial.


Propiedades y beneficios del merkén


El merquén además de tener un sabor especial, resulta muy beneficioso para la salud gracias a su gran cantidad de nutrientes. Uno de los más importantes que contienen los ajíes con los cuales se prepara este condimento, es la capsaicina. Esta es la molécula que le produce el toque picante pero también es una sustancia analgésica, muy efectiva contra el dolor. Se emplea en tratamientos para la artritis, la psoriasis, neuralgias y neuropatías diabéticas, ya que en dosis moderadas interviene sobre los receptores del dolor y engaña al sistema nervioso.

También se le atribuye un efecto anti inflamatorio también pues favorece la producción de la colagenasa y prostaglandinas, enzimas que ayudan a disminuir el dolor y la inflamación. Se dice que la capsaicina además tiene la capacidad de destruir células cancerígenas sin alterar en gran medida las sanas.

Otra de las propiedades que posee el merkén es su alto contenido de vitamina C, conocida por su gran poder antioxidante. Este compuesto actúa como regulador del almacenamiento de hierro en la sangre, como un antihistamínico natural y es esencial para la prevención de enfermedades al actuar efectivamente contra bacterias, virus e infecciones.

El merquén también contiene vitamina A, B y E, que contribuyen a la salud de los huesos, los músculos, la piel y la visión, además de minerales como potasio, magnesio y fósforo que favorecen el sistema digestivo. Sin duda, vale la pena que pruebes este condimento que promete ser delicioso y beneficioso para tu organismo.

En Quelp usamos este maravilloso condimento mezclada con nuestras hamburguesas de algas, dándoles un gusto atrevido que solo el merkén puede lograr.


fuentes: botanical-online / aqua.cl / socialhy.com / biomanantial / terra.org / viviendosaludablemente / bebesymas